Qué es la carboxiterapia?

  • Publicado septiembre 9, 2015 10:31 am

En la actualidad, la carboxiterapia es una de las mejores terapias para combatir la celulitis, el exceso de grasa corporal, la flacidez y el envejecimiento corporal y facial.

Es un método no quirúrgico, que consiste en el uso terapéutico del gas de dióxido de carbono (CO2)  administrado por vía subcutánea.

carboxiterapia

El origen de esta terapia se encuentra en la estación de aguas termales de Royat, Francia. Donde en la década de los años 50, un grupo de  cardiólogos utilizó por primera vez esta terapia en pacientes con diversas enfermedades relacionadas con la mala circulación de la sangre y acumulación de grasa.

Para la realización de este tratamiento se utiliza un equipo en el que los profesionales controlan la velocidad de flujo de la sangre, el tiempo de la inyección así como el porcentaje de la dosis administrada.

¿Cómo se administra?

CO2 se infiltra por vía subcutánea con una aguja esterilizada similar a las usadas para las inyecciones  de insulina, unida a una manguera muy delgada, que está conectada a un  equipo encargado de registrar los datos.

El equipo permite para regular la velocidad del flujo de CO2 (contenido en un tanque de oxígeno),  el tiempo de inyección y el porcentaje de la dosis administrada.

Este tipo de tratamientos no contiene ningún tipo de toxicidad, ni provoca ningún tipo de efecto secundario. El paciente solo nota un liguero dolor en la zona tratada.

El protocolo ideal es de realizar entre 18 y7 20 sesiones repartidas en 2 o 3 sesiones  por semana y cada sesión dura 30 minutos.

¿Cómo funciona?

Cuando el CO2 penetra en forma de gas produce una hyperdistension del tejido subcutáneo,  liberando bradikin, serotonina, histamina y catecolaminas, que estimulan los receptores  beta-adregenergic, produciendo lipólisis (destrucción de las células de grasa).

El CO2 es fácilmente diseminado a otros tejidos cercanos. Su introducción  bajo la piel  se completa  con un masaje manual que ayuda a distribuir el CO2 y lo hace circular. Cuando el CO2 entra en contacto con grasa, hace que parte de ella vaya a los glóbulos  rojos,  donde cuando entra en contacto con la  hemoglobina, envía oxígeno a los tejidos.  Este oxígeno genera reacciones metabólicas  y produce  una estimulación para la quema  de grasa. Los resultados pueden verse inmediatamente, el tejido  mejora, la piel es más suave y reduce el volumen en las zonas tratadas.

Este es el mejor tratamiento contra la celulitis y además mejora la circulación sanguínea.

El CO2 mejora el intercambio intracelular y la nutrición celular en personas con celulitis.

Por lo que está indicado para el tratamiento de:

  • Celulitis
  • Grasa localizada
  • Flacidez
  • Estrias
  • Micro varices
  • Pre y Post Lipoescultura (mejora los resultados y evita fibrosis)

Deja un comentario