Malos hábitos de belleza

  • Publicado junio 4, 2015 9:27 am

Hay plena coincidencia entre los expertos sobre lo importante que es empezar con una rutina apropiada para el cuidado de nuestra piel lo antes posible. Proporcionar un mínimo mantenimiento, siempre adecuado a nuestras características genéticas, a nuestra actividad y a nuestra edad es clave para retrasar el envejecimiento cutáneo.

habitos belleza

Por eso, es tan importante que, además de saber cuáles son esos cuidados correctos, sepamos qué gestos pueden resultar dañinos o contraproducentes en esa tarea de mantener nuestro aspecto lo más jovial y natural posible. A continuación señalamos los más habituales de esos errores.

  • Frotarnos los ojos. Es increíble el daño que un gesto tan cotidiano puede tener sobre nuestra piel. En esta zona es menos flexible y lo que consigues es estirarla y aumentar su flacidez.
  • Usar solo protector solar para la piel cuando vamos a tomar el sol. Los rayos solares que son dañinos nos afectan incluso en los días más nublados. Por eso, debemos poner esta barrera en nuestro rostro y en las partes del cuerpo que llevemos descubiertas durante todo el año.
  • Dormir pocas horas. Es durante el tiempo de sueño cuando el organismo se dedica a regenerarse, cuantas más interrupciones y menos horas durmamos, más sufrirá nuestra piel.
  • Olvidarnos de la zona del escote, el cuello, y las manos. Es en estos puntos donde antes empieza a ser visible el paso de los años, por lo que su cuidado debe ser prioritario.
  • No llevar unas buenas gafas de sol. Es una de las mejores inversiones que podemos hacer para proteger la delicada piel de los párpados y alrededores.

Deja un comentario