Los cuidados a partir de los 40

  • Publicado diciembre 15, 2014 5:00 pm

Hoy en de día, la imagen de una mujer a los 40 nada tiene que ver con la que era normal hace unas décadas. En plena madurez, pero aún con mucha actividad por delante, solo con unos cuidados básicos, podemos perder el miedo a cumplir años y conservar una imagen actual y dinámica.

40 años

La piel es, sin duda, el primer foco de atención pues es donde más claramente empiezan a mostrarse los signos de envejecimiento. Es imprescindible que le apliquemos un cuidado específico en cada etapa de la vida. Pero, a partir de los 40, ese tratamiento se tiene que intensificar.

Tres son las claves para que nuestra piel se conserve en su mejor estado: la exfoliación, el peeling y los nutricosméticos. Todo ello, dejando antes claro que la piel es un reflejo de nuestro estado de salud general. Esto es, sin una nutrición equilibrada, una hidratación suficiente, unos hábitos saludable y algo de ejercicio físico rutinario, es imposible que ninguna crema o producto cosmético funcione.

Dicho esto, las rutinas que deben incorporar a nuestra vida pasan por exfoliar la piel de rostro cuello, escote y manos una vez al mes como mínimo. Mejor que invirtamos en una crema de calidad garantizada. Conseguimos eliminar impurezas y cerrar poros, básicamente. El peeling, por su parte, conviene que se realice un par de veces a la semana. Conseguiremos que cualquier tratamiento o crema penetre mejor y actúe más contundentemente.

Finalmente, hay que nutrir la piel desde dentro hacia afuera. Esto es lo que hacen la gama de productos que se conocen como nutricosméticos. Unos aportes de nutrientes específicos que son insustituibles por sus efectos mucho más eficaces que cualquier crema.

Deja un comentario