Diferentes soluciones para mejorar las cicatrices

  • Publicado septiembre 26, 2013 11:09 am

La cicatrización es un proceso natural del organismo como reacción ante algún tipo de agresión que causa una ruptura de un tejido. Eso explica que las condiciones de cada individuo, las causas de la herida, el lugar donde se produce y otras circunstancias afecten de manera evidente en el aspecto final de una cicatriz.

eliminar cicatrices

También hay que considerar que, una mala cicatrización puede tener solo efectos estéticos, pero hay casos en los que va acompañada de un problema de funcionalidad. Los primeros supuestos se solucionan en el marco de la medicina estética, mientras los segundos requieren de la disciplina médica que se encuentre afectada.

Hay diversos métodos para paliar las secuelas de una mala cicatrización que consiguen resultados muy interesantes sin necesidad de recurrir a la cirugía. La microabrasión, la dermoabrasió o el uso de láser suelen eliminar definitivamente cicatrices delgadas o marcas irregulares en la piel.

Un factor que hay que tener siempre presente es que, salvo en casos en los que la funcionalidad de algún órgano se vea en peligro, nunca se debe intervenir sobre una cicatriz cuyo proceso aún no haya finalizado. Esto se traduce en que el mínimo de tiempo que se requiere es de seis meses y siempre bajo valoración del especialista.

Un caso especial de cicatrices es el las queloides que implican un abultamiento y oscurecimiento del tejido, consecuencia de una producción excesiva de colágeno que el organismo no ha podido procesar. Estas situaciones se solventan mediante tres métodos: la infiltración, las resecciones o un sistema que combina radioterapia, presoterapia y esteroides.

Deja un comentario